bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Afiliación élite]
Jue Dic 11, 2014 4:40 pm por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Ago 02, 2014 5:34 pm por Invitado

» {Reserva de fisicos}
Miér Jul 30, 2014 9:07 am por Armin Bellcross

» Armin Belcross
Miér Jul 30, 2014 8:58 am por Armin Bellcross

» Sunset Academy {Normal}
Lun Jul 21, 2014 2:34 pm por Invitado

» John Watson, ¿Dónde estás? -Búsqueda 0/1-
Dom Jul 20, 2014 2:09 am por Invitado

» Confiesa tus verdades ocultas {?} ... Mentes enfermas.
Miér Jul 16, 2014 2:31 am por Invitado

» Toshi No Dobutsu || Confirmación élite
Miér Jul 16, 2014 1:46 am por Invitado

» Ratbag Punce { Confirmación ▲ Élite }
Mar Jul 15, 2014 4:31 am por Invitado


Ludwig Weillschmidt

Ir abajo

Ludwig Weillschmidt

Mensaje por Ludwig Weillschmidt el Sáb Jun 21, 2014 2:00 am

Ludwig Weillschmidt
MercenarioHumano ➸ 24 años ➸ Mecánico en tiempos libres.

Historia: Solía soñar que tenía una vida pasada, y en esa vida no paró de ver guerra. Cada sueño era una nítida versión de un enfrentamiento, pero no había metralletas o granadas como en las películas modernas, si no que siempre era una pelea del medievo, en donde los vehículos blindados actuales eran agonizantes caballos, y en lugar de balas había espadas, y siempre en sus sueños, al menos durante una fracción de segundo, alcanzaba a ver a un hombre de ojos rojizos y cabellera plateada.
Durante pequeño siempre fue el mismo sueño, hasta que entendió que no se iría.

Comenzó a convencerse de que su destino era la guerra, así que desde que cumplió 10 años tenía intenciones de unirse al ejército. Su padre, un modesto contador de una empresa mediana, inmediatamente lo alabó por su decisión, mientras que su madre, una sencilla florista con un negocio pequeño, lo negó rotundamente.
Su vida continuó como cualquier otra, ignorante de que en la tierra existieran criaturas sobrenaturales o algo que pudiera sacarle de la monotonía de su existencia en sus catorce años: Estudiar, ir a casa, y tomar el coche de su madre para repartir pedidos, ya tenía estatura y era precavido para coducir siempre y cuando fuese cerca.  Parecía que tendría una buena vida, pero internamente, la ansiedad le estaba ardiendo. Su cuerpo cobraba una forma musculosa y fuerte que incluso sin ejercitarla parecía encontrarse estable, y su genética poco a poco le susurraba al oído el utilizar esa fuerza, la cual comenzaba a desquitar con cualquier arranque de enojo. Su fuerza se desencadenó contra un compañero escolar, a quien golpeó brutalmente por haberle insultado por su baja clase económica. Lo dejó tan herido que horas después, el estudiante murió en el hospital.

Lo que parecía una brillante vida se vio esfumada con semejante error. Fue expulsado de su escuela y el teléfono no paraba de sonar. Los padres de otros alumnos exigían que el rubio abandonara la ciudad, y ante la presión y decepción de sus padres, Ludwig fue enviado a un instituto militar, con la esperanza de que a sus quince años aprendiera a controlar su fuerza.

Pero estaban muy equivocados. El instituto no hizo más que entrenar a un joven que había nacido para ser soldado. Tácticas, armas, matemáticas, mecánica y medicina fueron algunas de las materias que excentó con habilidad. El entrenamiento cuerpo a cuerpo se convirtió en su actividad favorita, y pronto sus compañeros comenzaron a temerle.

Se convirtió en un ser altanero, confiado en que ya tenía todo lo que necesitaba, hasta que llegó un nuevo estudiante a la academia y que cambió totalmente su mundo. Un castaño con un exquisito lunar a lado de sus labios que no pudo dejar de ver... Fascinado por esa criatura, se convirtió en su espía día y noche, hasta que al tomarlo desprevenido le alejó del instituto para saciar la curiosidad de acariciarlo, acto a lo que el otro respondió muy para su sorpresa con aceptación. Lo hizo su amante una y otra vez, hasta que en un descuido fueron descubiertos por sus superiores.

La expulsión de ambos vino acompañada de una gran humillación pública, el repudio de la sociedad se sumó a los problemas que ya había causado, por lo que perdió cualquier hogar al cual regresar. Debido a que su amante pertenecía a una familia de muy alto nivel económico, jamás pudo volver  a verle. Así, se dedicó a hacer lo que mejor  sabía: Trabajos de guardia, escolta, mecánico, y todos esos oficios fueron evolucionando hasta convertirse en mercenario. Con ese tipo de contactos encontró un grupo de sujetos que por una cantidad de dinero le llevarían a un sitio donde no recibiría juicio alguno, y sin duda alguna acudió.

Se estableció en una pequeña casa con un gran garage para albergar vehículos que se convirtieron su hobbie para realizar reparaciones, sin embargo, todavía ignoraba muchas cosas del mundo, muchos individios de poderes diferentes que tarde o temprano le enseñarían que no era el más fuerte pisando ese lugar.


Descripción del físico: Como rubio, Ludwig refleja el concepto de la sangre alemana a plenitud, sumándose a ello sus ojos celestes y la musculatura innata que favorece su trabajo. Su estatura llega al metro con ochenta centímetros, y la masa corporal le brinda un generoso y tosco peso a su andar. A pesar de su fuerza no está excento de cicatrices o marcas de entrenamientos militares, siendo predominante en su espalda y una bastante remarcada en el abdomen, producto de una herida a base de arma blanca. Gustoso del orden, siempre peina su cabello hacia atrás, buscando que siempre refleje la disciplina de su carácter.
Imágenes:
Spoiler:
Perfil Psicológico: La cualidad principal del rubio es su agresividad, que combinada con su entrenado ingenio suele ocasionar bastantes problemas a sus enemigos. Es tanta su entrega al momento de la ira que olvida las heridas que se haya hecho de por medio, ocasionándose graves daños a consecuencia. No conoce demasiados conceptos de diversión o de ocio, acostumbrado a tener ocupado gran parte de su tiempo en estudios o ejercicio. Afortunadamente dicha cualidad es la principal razón por la cual se convierte en uno de los mejores alumnos en cada institución a la cual acude, y disfruta hacerlo.
Gustos y disgustos: Su pasión es la mecánica, la comida en grandes cantidades y la cerveza. Sus disgustos son los niños, las mujeres y la suciedad.
Habilidades: Tiene un sobresaliente control de su propio cuerpo, habilidad que aplica al combate cuerpo a cuerpo. Es un espléndido tirador y posee resistencia para el dolor. Fuera del combate, es un espléndido mecánico, pasión que ha desarrollado a lo largo de su juventud.
Poderes: Debido a su condición de humano, carece de poder sobrenatural alguno.
Extras: Desde que nació ha poseído sueños con un individuo en especial, tan nítidos que parecieran los recuerdos de otra persona.
  "Dejo mi pasaporte en aduana" , 1.- Porque refleja el agua? 2.- Me le uno. (?) 3.- Sí, tengo dos gatos y una perra.

Anime/Manga/Juego/Artista del cual proviene: Hetalia.
Nombre real del físico: Alemania.

Este diseño de ficha es único de Yaoi City.
avatar
Ludwig Weillschmidt


Mensajes : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: Ludwig Weillschmidt

Mensaje por Edward el Sáb Jun 21, 2014 2:26 am

avatar
Edward
Admin

Mensajes : 27
Localización : Palais Marsellés

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.