bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Afiliación élite]
Jue Dic 11, 2014 4:40 pm por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Ago 02, 2014 5:34 pm por Invitado

» {Reserva de fisicos}
Miér Jul 30, 2014 9:07 am por Armin Bellcross

» Armin Belcross
Miér Jul 30, 2014 8:58 am por Armin Bellcross

» Sunset Academy {Normal}
Lun Jul 21, 2014 2:34 pm por Invitado

» John Watson, ¿Dónde estás? -Búsqueda 0/1-
Dom Jul 20, 2014 2:09 am por Invitado

» Confiesa tus verdades ocultas {?} ... Mentes enfermas.
Miér Jul 16, 2014 2:31 am por Invitado

» Toshi No Dobutsu || Confirmación élite
Miér Jul 16, 2014 1:46 am por Invitado

» Ratbag Punce { Confirmación ▲ Élite }
Mar Jul 15, 2014 4:31 am por Invitado


Kozume Kenma (๑ↀᆺↀ๑) ID.

Ir abajo

Kozume Kenma (๑ↀᆺↀ๑) ID.

Mensaje por Kenma Kozume el Dom Jun 22, 2014 12:48 am



Estaba constantemente al borde de la invisibilidad.



NOMBRE DEL PERSONAJE
Kenma Kozume.
EDAD
Dieciséis años (16).
OCUPACIÓN
Trabaja de medio tiempo en una cafetería.
Raza
Metamorfo.
LUGAR DE ORIGEN
Japón, Tokyo.
GRUPO
Estudiantes.


De actitud normalmente percibida como sumisa e indolente, Kenma es un muchacho que dista de ser ruidoso, zalamero o alborotado, siendo que en realidad, es alguien calmado y sumido en su propio silencio, y a veces, en la invisibilidad que el mismo ser humano impone a la gente de su índole. Tan pasivo y monótono, aburrido para muchos que no han logrado ver más allá de lo que normalmente se suele demostrar en una primera instancia o en una primera impresión.

En ocasiones lo tildan de tímido, un muchacho retraído en sí mismo y metido sólo en su propio mundo, en el cual no acepta a demasiadas personas. Calmo, silencioso, sosegado a la tranquilidad y la soledad a la cual casi siempre ha estado acostumbrado.

¿Apático? En ocasiones, más bien podría describírsele como una persona desabrida en cuanto a sentimientos y no es que no los suela demostrar, o que no entiendas de éstos, sencillamente es que no tiene la ligereza de andar gritando a los cuatro vientos lo que siente o bien, lo que piensa en el momento.

No es una persona que desee imponerse ante alguien, de hecho, es de esos que se doblegarán en medida de lo posible para que no fluya el exceso de ruido, o los problemas que son innecesarios. No obstante, tampoco es débil o hueco, incluso tonto. Sabe cuándo negarse a ciertas cosas, y es cuando su carácter más serio y firme sale a flote, dejando en claro que Kenma no es simplemente una persona vacía que obedece y calla, que su personalidad y su persona como tal, van más allá de simples apariencias burdas y baratas.

Inteligente, perspicaz y analítico, pese a que se note distante la mayoría del tiempo, en realidad se encuentra estudiando a las personas que se hallen a su alrededor, en especial si éstas le parecen, aunque sea, un poco interesantes. Es amable por naturaleza, sereno. Una persona de pocas palabras, no van más allá de las debidas; un muchacho reservado, discreto y tímido, pese a que lamentablemente en este mundo esas cualidades no sean una virtud.

Usualmente subestimado en reiteradas ocasiones, Kenma parece no dar cuenta de ello o bien, simplemente se aleja de esas habladurías sin quejas, ni sermones. Cuando calla, no siempre otorga. Prefiere quedarse en silencio que empezar una guerra innecesaria que acabará cansándolo y vaya, él detesta cansarse.

Astuto, de sangre fría cuando se requiere. Sabe leer las acciones de las personas por lo que no le es difícil entenderlas y darse una imagen clara de cómo son. Parece ser desconfiado, pero no lo es. Al menos, no demasiado. Debido a que su época de instituto fue sumamente solitaria, se ha alejado de las relaciones sociales por lo cual hacer amigos, y conocer a alguien a quien poderle contar sus cosas se le ha vuelto últimamente imposible, siendo su mejor y casi único verdadero amigo, Kuroo.

Kenma no es una persona impulsiva, ni verbal ni físicamente. Es recatado, cuidadoso con lo que dice y hace, pensando siempre (o casi siempre) lo que saldrá de su boca antes de decirlo. Reservado, cortés y amable en la medida de lo posible, y en la medida de cómo se comporten con él (Pese a que no es una persona que adore la violencia física o verbal, puede ser hiriente si se lo propone).


A primera vista, éste joven no suele llamar demasiado la atención pese a sus rasgos finos y gatunos principalmente, de gestos calmos y quizá demasiado suaves, es más bien de esos que pasan desapercibidos porque, en otras palabras, no son bellezas incandescentes que atrapen la pupila de quien pasee su mirada por él.

Kenma se irgue sobre el metro con sesenta y siete centímetros, estatura que lo hace un muchacho excepcionalmente... Común, ni alto ni demasiado bajo, pese a que ese asunto lo tiene sin mucho cuidado. Su peso ronda los cincuenta y ocho o cincuenta y nueve kilogramos y pese a que no da la imagen de alguien demasiado delgado, se le puede notar especialmente frágil y bien proporcionado hablando del equilibrio estatura peso. De contextura atlética pese a no haber practicado demasiado deporte en toda su vida. Kenma es portador de un cuerpo delicado pero medianamente marcado; de músculos pequeños y piel pegada en la zona abdominal.

Tez suave, caucásica y por ende, propensa a quedar amoratada con la extrema facilidad con la que se abre una bolsa de patatas, o se le quita la piel a un plátano. Es por ello que no tiende a hacer demasiados esfuerzos físicos, los golpes que quedan en su piel le disgustan e incomodan, y cuando los tiene, suele cubrirse de camisas, chaquetas y demás cosas que posean una manga alargada.

Sus cabellos en algún momento fueron los portadores de una preciosa pigmentación nocturna, un raso ébano que a cualquier persona lo suficientemente observadora llamaría la atención, cabellos lisos y largos desde pequeño, le llegan naturalmente por el mentón y un poco más abajo. Con el pasar del tiempo, intuyó que un cambio de imagen le vendría bien por lo que aquél color nocturno pasó a ser tonalidad del alba, rubia como el mismísimo sol y brillante como él sólo podría serlo, un color que si bien no llamaba tanto la atención, le daban un cambio sutil de imagen. Y se encargó, en algún punto, de no volverlo a aclarar por lo que las raíces son notablemente visibles, lo que le dan una imagen desigual o "de pudin".

Los ojos de Kenma son ligeramente rasgados, grandes y de tonalidad ambarina, siendo éstos el rasgo más destacable y curioso del muchacho pues recuerda en totalidad a los irises atractivos y misteriosos de un gato. Estos irises van adornados de una hilera de pestañas negras, gruesas y pobladas, lo que le dan un cierto toque femenino y sutil.

Su rostro es fino y delicado, casi como el de una preciosa muñeca de porcelana; sus gestos, al ser suaves y no demasiado marcados, le dan una apariencia interesante, como de un muñeco viviente. No es una persona estoica, por lo que sus cambios de expresiones son seguidas, aunque al ser tan suaves pasan, comúnmente, desapercibidas a los ojos de los demás.

Su manera de vestir es sumamente sencilla, por no mencionar que es algo simplona y desabrida, la verdad. No tiene interés vasto en vestir demasiado estrambótico ni tiene la obsesiva necesidad de destacar entre los demás, por lo que en su clóset predominan prendas simples como poleras con capucha, pantalones y jeans de colores la mayoría invernales o tierra. Nada que destaque, nada que llame la atención. Nada que le haga sobresalir entre la multitud.

Imágenes:






El nacimiento de Kenma tuvo lugar en un pequeño hospital de Tokio, Japón. Un nacimiento discreto, silencioso, donde sólo fueron presentes los doctores y enfermeras del hospicio.

No mucha gente supo de su natalicio, sin embargo, puesto que los padres de la criatura, siendo todavía unos pequeños jóvenes adultos, no permitieron que la familia de ambos se enterasen.

Se habían escapado juntos hacía alrededor de 10 meses, cuando descubrieron que deseaban pasar el resto de sus vidas juntos y, para coronar la cúspide de su amor, sellaron un trato de por vida sembrando el fruto de amor en el vientre de la mujer.

Ambos padres se amaban, era un amor joven e inexperto, pero puro e inigualable.

I never made many friends. I'm not good with people, and I don't want to interact with them.

La infancia de Kenma fue normal. Solitaria, en realidad, pero normal a fin de cuentas. Nunca tuvo mayor interés por interactuar con otros y, pese a que casi cualquier niño se acercaba a él para jugar con sus consolas, Kenma tenía la tendencia de alejarse, retraerse en sí mismo, no dejando espacio de que nadie, por curiosidad o verdaderas ganas de ser su amigo, traspasara la muralla que casi desde nacer había construido a su alrededor.

And yet, I'm very concerned about what others think of me.

Sin embargo, por mucho que Kenma se alejase del mundo y su gente, siempre tuvo ese piquete dentro de sí, que le obligaba a querer saber lo que otros pensaran de él. ¿Bueno?, ¿malo? Era sencilla curiosidad... O que, desde cumplir los 7, tuvo una autoestima no muy desarrollada.

¿Razones? Infinitas, pero todo recaía en su forma de ser, su timidez, la falta que le hacía que alguien se acercase a su persona... Y que se quedase a su lado, no que se fuere tan pronto y descubriera lo aburrido que llegaba ser.

My nerves were always on edge, because I didn't want to be noticed.

Kenma era del tipo de personas que prefería pasar desapercibida, con perfil bajo, sin que nadie notase su presencia más allá de eso, sólo un bulto que hacía espacio entre los millones que existían en el planeta. Nunca fue amante acérrimo de que le notaran, de que le hablaran o siquiera miraran, no le gustaba y, sencillamente, le daba pavor. El rechazo le aterraba, era por ello que se solía esconder en sí mismo, en su mundo virtual, era por ello mismo que su mirada nunca viajaba de un lado a otro, sino siempre se hacía fija en la pantalla de su consola, celular o lo que tuviera en el momento.

Tenía miedo de la sociedad.

Incluso, teniendo apenas 9 años...

My only buddy was Kuroo, who is my age and lives nearby.

Tras un tiempo, Kenma notó como a un lado de su hogar se mudaba otra familia, igual de joven, igual de amorosa e inexperta que la suya... O, al menos, eso pensaba el joven Kozume, nunca llegó a captar ninguna señal que le pudiera afirmar lo contrario...

La noche en que conoció a Kuroo, fue en una cena familiar donde sus padres habían invitado a los nuevos vecinos a comer. A conocerse. ¡Y, sorpresa! El niño de los Tetsuro era, fue lo suficientemente interesante como para captar, de buenas a primeras, la atención de Kenma, quien sorprendentemente aquella noche no tocó su consola más allá que para disimular desinterés. Continuaba teniendo miedo del rechazo, miedo de que Kuroo se acercase a él, lo ilusionara y luego le dejara... Como todos, como la gran mayoría de los que, alguna vez, desearon ser amigos de Kenma.

No obstante, el cuento no fue el mismo.

La historia no se repitió.

Y como si Kuroo hubiera sido un ángel caído del cielo, fue él quien liberó a Kenma de su muralla de frialdad y desinterés.

Su primer y mejor amigo, fue Kuroo.

Kenma finalmente estaba feliz...

Kenma finalmente podía sonreír con verdadero sentimiento, aunque fuera a solas consigo mismo.

Kenma tenía tanto que agradecerle a Kuroo...

Fue por Kuroo, también, que Kenma empezó a jugar vóleibol. No era algo que particularmente le agradase, pero era bueno en ello. Y eso lo hacía sentir bien, por lo que nunca dejó el deporte, pese a que en varias oportunidades hubiese querido hacerlo por problemas que para él eran el mundo entero y para otros, nimiedades.

Kuroo fue su ancla de apoyo siempre, también. Kuroo estuvo a su lado, aún pese a las adversidades. Kuroo jamás le abandonó. Kuroo cumplió la promesa de amistad que aquella noche, en silencio, le hizo al solitario gatito.

Kuroo y Kenma fueron inseparables.

Kuroo y Kenma siempre estaban juntos. Eran amigos, o más que eso. Hermanos.

Poco a poco, incluso la familia de ambos se hicieron cada vez más unida. Salidas de picnic juntos, idas a la playa.

Una vida de ensueño, pensaba Kenma.

[...]

Ahora, a los 16 años, recibió una beca de deportes igual que Kuroo, para irse a una isla donde el estudio era superior, donde ambos podrían desarrollar mucho más sus habilidades.

Una isla... Dividida en dos cuidades.

Kuroo y Kenma acabaron en el lado moderno de la isla, mientras continúan jugando el deporte que los unió aún más.

I don't particularly like sports, but I've played volleyball for a long time...


Es normal apreciar a Kenma con ropas holgadas, una o dos tallas más grande de la que verdaderamente es. Sólo viste ropa acorde en ocasiones especiales, como fiestas, reuniones de importancia entre familia y su trabajo.

No le gusta sudar, ni cansarse, ni es muy adepto a los deportes. Pese a esto, ha practicado vóleibol por mucho tiempo, muchos años.

Los sabores demasiado fuertes le asquean, por lo que prefiere los sabores más suaves y refinados, como los dulces, pasteles y pies, en especial adora los de manzana. Le gusta analizar a la gente, saber mediante el lenguaje corporal lo que piensan de él.

Tiene una leve manía de callarse sus sentimientos o, más bien, no darse cuenta de éstos hasta que alguien más de lo dice. En cuanto al sentimentalismo, Kenma es algo torpe puesto que nunca ha experimentado nada de aquello (Probablemente, por la misma manía de no querer interactuar con mucha gente).

Adora la tecnología sobre muchas cosas. Los videojuegos, su teléfono celular o las consolas, a veces los usa para matar el tiempo pero, verdaderamente, está obsesionado con su mundo virtual. Y pese a que pueda molestarle a alguien, Kenma continúa con lo que le agrada.

Cuando está con gente de confianza, tiende a ser un poco más abierto.

Le gustan los animales pequeños, en especial los gatos negros o manchados. A los perros no les tiene tanta estima... Aunque, igual, le gustan.

Detesta que tomen sus cosas sin pedir permiso o preguntar, le irrita, desespera y estresa.

En su trabajo es algo torpe, y en infinidades de ocasiones ha recibido acosos que no suelen agradarle mucho, más allá de que por tratarles bien le propinan un buen extra de dinero.

Pese a que tiene una familia acomodada monetariamente, no es de esos que se arraigan al dinero de otros. Es por ello que trabaja, prefiere ganarse él mismo su propio dinero.

No le gusta la arrogancia de otras personas, o que por ser mayores se crean superiores más allá de la índole de edad.

A veces suele quedarse dormido en lugares insólitos. Le agradan en especial los lugares frescos, donde pueda dormir sin miedo de pasar calor y sin miedo de morir congelado.

Odia que le subestimen por su carácter pasivo y su estatura.

No le agradan las mentiras, es por ello que él casi siempre va por el camino de la verdad aunque es muchas ocasiones se calla las cosas para evitar problemas innecesarios que sólo causarán dolores de cabeza.

Debido a que su fleco es bastante largo, en los días donde no desea colocárselo a los lados se lo recoge con broches o simples colas que terminan con la apariencia de una palmera.

Kenma tiene una terrible postura, algo encorvada. Lo que le da dolores constantes de espalda.

¿Por que crees que el cielo es azul? Porque no desea ser verde, o de algún otro color.
¿Que harías si encuentras  a tu hermano en actos yaoi? Mi hermano tiene 8 años...
¿Te gustan los animales, cuales tienes? Sí me gustan, un poodle.

"Dejo mi pasaporte en aduana"

Habilidades: Es particularmente bueno en la repostería.
Poderes: El poderse transformar en un gato le ha dado la posibilidad de ser más rápido, ligero y audaz. De resto, es como cualquier humano común y corriente.

Anime/Manga/Juego/Artista del cual proviene: Haikyuu!!
Nombre real del físico: Kenma Kozume


Thanks Itzel



Última edición por Kenma Kozume el Mar Jun 24, 2014 7:04 pm, editado 5 veces
avatar
Kenma Kozume


Mensajes : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: Kozume Kenma (๑ↀᆺↀ๑) ID.

Mensaje por Invitado el Dom Jun 22, 2014 4:57 am

>En cuanto termines tu ficha postea a continuación y pasaremos a la brevedad.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Kozume Kenma (๑ↀᆺↀ๑) ID.

Mensaje por Kenma Kozume el Mar Jun 24, 2014 7:02 pm

Ficha acabada. Espero esté todo en orden.
avatar
Kenma Kozume


Mensajes : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: Kozume Kenma (๑ↀᆺↀ๑) ID.

Mensaje por Invitado el Mar Jun 24, 2014 8:06 pm


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Kozume Kenma (๑ↀᆺↀ๑) ID.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.