bienvenido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Afiliación élite]
Jue Dic 11, 2014 4:40 pm por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Ago 02, 2014 5:34 pm por Invitado

» {Reserva de fisicos}
Miér Jul 30, 2014 9:07 am por Armin Bellcross

» Armin Belcross
Miér Jul 30, 2014 8:58 am por Armin Bellcross

» Sunset Academy {Normal}
Lun Jul 21, 2014 2:34 pm por Invitado

» John Watson, ¿Dónde estás? -Búsqueda 0/1-
Dom Jul 20, 2014 2:09 am por Invitado

» Confiesa tus verdades ocultas {?} ... Mentes enfermas.
Miér Jul 16, 2014 2:31 am por Invitado

» Toshi No Dobutsu || Confirmación élite
Miér Jul 16, 2014 1:46 am por Invitado

» Ratbag Punce { Confirmación ▲ Élite }
Mar Jul 15, 2014 4:31 am por Invitado


· Kuroo Tetsurou [ID] ·

Ir abajo

· Kuroo Tetsurou [ID] ·

Mensaje por Kuroo Tetsurou el Mar Jul 08, 2014 4:18 am

Personalidad y Descripción Física

Un gran hipócrita, hecho de máscaras, fachadas, listo para engañar a un pequeño animalito para que pase por la lengua y los colmillos de una pantera mentirosa.

Sus sonrisas de gato Cheshire existen para ser burlonas, encontrando placer en sacar la irritabilidad de otros y obtener aquello que desee, siendo un manipulador profesional por naturaleza. Es observador, cuando algo capta su atención es difícil sacarlo de esto, siendo instintivamente muy perceptivo, notando hasta el mínimo cambio en la forma de ser de cualquier presa o compañero, particularmente de aquellos que son cercanos o allegados a su persona. Incluso cuando irradia hipocresía al darle un buen trato a quienes le caen mal, se nota a leguas, dando la impresión de que no es alguien de confianza y ganándose el estado en guardia de otros.

No es de su agrado el forzar a otros a que hagan lo que desea, acepta la individualidad de cada quien, y como un líder natural, se asegura de unir a cada miembro de su equipo o grupo de amigos hasta que sean un todo. Como la sangre que permite que el oxígeno circule para que el cerebro pueda funcionar correctamente

Entre las fachadas que se dibuja por protección están aquellas que deja libre para que no se note cuando está particularmente mal, deprimido o simplemente frustrado por no poder tener todo aquello que desea como el gran caprichoso que es… Y es que muy a pesar de ser tan egoísta, posesivo, de querer amarrar a su personita de interés con un collar para que no pueda escapar y todos sepan que no le debería pertenecer a nadie más, acepta las decisiones del contrario, acepta auto-herirse por no poder decir sus sentimientos y prefiere muchas veces mantener una amistad duradera. Si es por quedarse con alguien que quiere, no le importa tragarse cada punzada en el pecho.

Es directo, dice las cosas sin pelos en la lengua, definitivamente un gato no se la comió y mucho menos un ratón, incluso si no te gusta lo que tiene para decir, lo dirá, a menos que aquello que pase por la cabeza del pelinegro tenga que ver con sentimientos románticos, éstos se los guarda dependiendo de la situación. Y muy a pesar de ser así de directo, hay algo agradable en su forma de ser que uno no esperaría suyo por la primera impresión.

Es extrovertido pero no exactamente alocado, y cuando alguna actividad le interesa no lo piensa mucho antes de irse a practicarla, especialmente si se trata de algún deporte o club al cual frecuentar. U otro ejemplo, alguna técnica de vóleibol que presenció por la televisión o en algún partido y siendo tan necio como es, la intenta realizar hasta que su necedad de frutos y salga a la perfección.

De alguna forma siempre encuentra a gente que está dispuesta a seguirle a todos lados, o al menos, él busca a ese tipo de personas, no teniendo la costumbre de estar solo y costándole quedarse demasiado tiempo en un mismo lugar, simplemente tiene la necesidad de salir. Justamente con aquellos que les importa o están bajo su cuidado es quizás demasiado protector, le llena de satisfacción cuando son dependientes de él, incluso cuando da paso a la individualidad, le encanta que pidan su ayuda, que algo se les dificulte sin su presencia. Quizás tiene una necesidad de, valga la redundancia, le necesiten, sentirse útil, seguramente porque de esa forma asegura que se queden a su lado un rato más.

Al tratarse de aquellos a quienes estima, gusta de verles contentos o felices, y al no ser demasiado materialista si está en sus manos hará lo pueda para darles aquel objeto o situación que les alegre, simplemente adora que le aprecien cada vez más.

Es astuto y mucho más cuidadoso de lo que parece, de por si no es amante de los problemas o la violencia, aunque la defensa física y la agresión de por si se le dan quizás demasiado bien y no dudaría en hacer uso de ésta si de venganza se trata. Es detallista, lo cual no se nota a simple vista, perdiendo la razón momentáneamente en un sutil sonrojo tan pronto alguien le interese haga algo lindo por su persona, o cuando la gente supera sus expectativas y hace algo que definitivamente no se esperaba. Le encantan las sorpresas.

Decidido, competitivo, no es amante de perder y tiene la tendencia de estudiar a su oponente justo antes de darse a la tarea de atacar. Porque las panteras son más astutas e inteligentes de lo que parecen.

Descripción física:

Su apariencia suele dar la primera impresión de que se trata de un delincuente o simplemente algún muchacho rebelde que disfruta de llamar la atención con aquel peinado particular completamente asimétrico, su aura emana malas vibras, como si se tratara de un depredador que esconde segundas intenciones en una sonrisa hipócrita, y por mucho que intente negarlo con falsa honestidad, su físico describe una gran parte de su personalidad.

Tiene el cabello desordenado, color negro, muy levantado por la zona izquierda, como si se hubiera lanzado un frasco entero de gelatina para que cada pico quedara en su lugar, y por más extraño que parezca, ese pelaje lo ha tenido así desde su infancia, siéndole imposible domarlo, acostarlo y por supuesto que nunca se atrevería a raparlo para escapar de su eterno “peinado de que se acaba de despertar”, quizás el único lado positivo es que no necesita pasarle ni un peine, porque de hacerlo, como por arte de magia los picos vuelven a desafiar la gravedad como siempre lo han hecho. El único momento en que se estabilizan es cuando les cae agua, e incluso allí, puedes verlos levantarse mientras éste se seca a paso rápido.

Es de tez morena, quizás en algún punto la tuvo más clara, teniendo la piel un tanto quemada por los rayos solares al ejercitarse cada mañana en las típicas corridas matutinas de una hora, pero con seguridad, su piel nunca fue completamente blanca. Sus ojos son pequeños pero alargados, con la línea de pestañas en la parte baja del ojo bastante oscura por la gran cantidad de éstas, marrones, a pesar de que algunas veces se van amarillentos, con las pupilas levemente caídas que le dan la cara de alguien relajado, demasiado seguro de sí mismo, o simplemente de estar aburrido, tiene pupilas punzantes como las de un felino, por supuesto, de un depredador; y acompañados por la sonrisa blanca traviesa y forzada que profesa a veces,  le hacen muy expresivo, incluso aunque todo lo que exprese se sume en fachadas.

Su rostro no es exactamente de rasgos completamente finos, especialmente si hablamos de la contextura de su rostro, y esto de cierta forma le agrada, ya que le gusta imponer respeto, miedo o peligro cada vez que le ven.  

Para tener 17 tiene una alta estatura, sobre pasando el metro ochenta y casi llegando a los noventa. Su cuerpo está ceñido de musculatura firme, nada excesiva, simplemente el físico de un atleta, pesando alrededor de los 75 kilogramos y portando una ancha espalda digna de mirar, de la cual se asegura presumir con camisetas sin mangas cada vez que se le presente la ocasión.

Le agrada comprar ropa, no exactamente estar a la moda, pero siempre le gusta ir bien vestido, con colores generalmente oscuros o simplemente de negro o rojo, sabe lo que le queda bien y no es de usar accesorios, sólo se asegura de llamar un poco la atención entre chaquetas y camisas oscuras de marca.

Imágenes:
Spoiler:




· Kuroo Tetsurou ·
Habilidades: Es particularmente bueno en los deportes debido a su físico y destreza, incluso aunque se dedica solamente al vóleibol, prácticamente toda actividad física se le da bien.

Poderes: Convertirse en una pantera y tener las habilidades de una es más que suficiente.

Datos extra:
· Como un felino con un alta autoestima, le agradan los lugares altos en los que pueda divisar absolutamente todo, así como también disfruta de aquellos que tengan una excepcional oscuridad, lógicamente posee una gran vista nocturna.
· Le agrada aquella sensación de casi desmayo absolutamente deliciosa cuando llevas tu cuerpo al límite de tanto hacer ejercicio, aquel éxtasis que te da correr hasta que los músculos se entumezcan y con el cuerpo bañado en sudor.
·  Tiene un fetiche por las personas pequeñas y de apariencia delicada, disfrutando particularmente de las pieles blancas fáciles de marcar a mordidas y chupetones.
·  Se le da excepcionalmente mal el cocinar, teniendo solamente habilidad con los cuchillos y solamente pudiendo cortar los ingredientes, sin embargo, si lo acercas a una cacerola, con seguridad explotará.
·  Ama con pasión el vóleibol, siendo incluso capitán del equipo de su instituto. Le gusta en demasía tener poder.
·  No se le dan demasiado bien las computadoras o la tecnología en general, siendo completamente inútil una vez que los aparatos se dañan y con conocimientos básicos sobre el manejo de éstos, su forma de ser le lleva a estar más fuera del mundo virtual.
·  Por supuesto que le gustan los gatos, especialmente los de color negro a quienes les gusta llamar 'Kuro', como si no fuera nada narcisista.
·  No es demasiado fanático de la lluvia o de la lluvia en su estado congelado, es decir, de la nieve, ¿razones? El frío al hacer que sus músculos se congelen hace difícil la práctica de ejercicio al aire libre, teniendo entonces que confinarse a su casa y a la calefacción de ésta, y en cuanto a la lluvia, simplemente le parece molesto tener que mojarse.
· Le tiene un gran amor las carnes, como todo buen carnívoro y depredador, pero particularmente ama el pescado, especialmente la caballa, y como si eso no fuera lo suficientemente gatuno, también adora la leche.
· Muy a pesar de no tener ninguno en su cuerpo ni intenciones de hacerse uno, le agradan los tatuajes, especialmente aquellos que tengan un gran significado y no están solamente clavados en tu piel como un adorno. Esas decisiones de tener en tu cuerpo un trazo de tinta por siempre sin ningún tipo de razón le irrita.
· No le agradan los cuervos, mucho menos los que son enanos y vuelan demasiado alto.
· Tiene cierta costumbre de marcar territorio o de ser quizás un tanto "acosador", siguiendo a quien considere de su propiedad a ciertos lugares en incógnito para asegurarse de su bienestar, o simplemente de que nadie más le ponga un dedo encima, porque de ser así, al día siguiente amanecerá sin dedos por entrar a la boca de la pantera.
· Le agrada utilizar kimonos en casa de vez en cuando a causa de que su madre tiene como hobby cocerlos, de tal forma que parezcan una familia tradicional japonesa.
· Si hablamos de comidas, muy pocas cosas le disgustan, teniendo una lengua que, en contraste con su forma de ser, es poco caprichosa.
· Le desagradan aquellos con una personalidad a la suya, que piensen que puedan pasar de él.
· Algo curioso es que es muy apasionado cuando se trata de hacer lemas y recitarlos, creando uno para su equipo de vóleibol y diciéndolo antes de cada partido, agregando un efecto dramático y poético al deporte.

Preguntas:
¿Por que crees que el cielo es azul? Para que el caprichoso mar tuviera el color azulado que deseaba.
¿Que harías si encuentras  a tu hermano en actos yaoi? No tengo hermanos.
¿Te gustan los animales, cuales tienes? Soy selectivo con los animales, tengo un gato.
"Dejo mi pasaporte en aduana"

·
Otros Datos

Datos Básicos
Físico: Kuroo Tetsurou - Haikyuu!.

Edad: 17.

Raza: Metamorfo [Pantera].

Grupo: Estudiantes.

Lugar de Origen: Tokyo, Japón.

Ocupación: Barista.

We Are The Body's Blood
Historia

Kuroo es una pantera crecida entre una gran manada de felinos salvajes y astutos.

Nacido en Tokyo y gozando de adquisiciones monetarias exuberantes, los dioses le dieron la virtud de crecer entre una de las familias más antiguas del país, y quizás, una de las más exigentes, una en la que no se aceptaban humanos y en la que si no nacías como un gato, te dejarían como humano sin dueño, vagando por las calles como si tu valor fuera el de justamente cero. Sin embargo, por suerte, era el fruto de una joven pareja felina que no sufriría del horror que otros miembros tuvieron que pasar al enamorarse de humanos. Y es que ni siquiera importaba si tu pareja era del mismo sexo, con tal de que fuera un metamorfo félido.

Creció entre tradiciones, cultura, una mansión enorme de estilo tradicional japonés hecha principalmente de madera y con templos incluidos en el vasto terreno, y aún así prefería estar fuera de ésta, jugando fútbol o vóleibol con los infantes vecinos con los que su madre le advertía de juntarse por ser simples humanos, vampiros o sucias criaturas de bajo estatus. Pero pfft, nunca hizo demasiado caso a la mujer, haciendo aquello que deseara y siendo particularmente bueno mintiendo en los lugares a los que se había metido, en los que definitivamente no había tocado a ningún humano. Era curiosa esa necesidad familiar de mantener la sangre pura.

Su padre, siendo mucho más volátil que la mujer, hizo amistad con unos nuevos vecinos, quienes para gusto de su mamá, eran una familia pequeña, de edades similares a las tenían y con un mocoso contemporáneo con Kuroo, y principalmente, eran gatos. No de tan buena familia, pero no había porqué ser tan exigentes , ¿no?.

El azabache tomó costumbre y gusto en el pequeño gatito que apenas le dedicaba la palabra, estando sumergido en uno de esos gameboy que realmente no comenzaba a entender, ni mucho menos le interesaban, y justamente por ésta razón, cada día que podía, jalaba al pequeño de su cuarto sometiéndolo a jugar algún deporte con él, a la luz del día o de la noche, incluso incitándolo a escaparse más de una vez para cazar iguanas, ver las estrellas o atrapar luciérnagas para hacer una pequeña lamparita de éstas.

Y es que incluso cuando en un inicio había tomado interés en el pelinegro para sacarlo de su cascarón, se daba cuenta poco a poco lo adicto que era a quien se convirtió poco a poco en su mejor amigo, lo dependiente que era de Kenma, y lo mucho que le agradaba la cercanía entre las familias.
Ya cuando se convirtieron poco a poco en adolescentes, sabía que si Kenma fuera un humano, no le importaría en lo absoluto violar cada ley familiar y hacerle escapar a su lado. Porque definitivamente no le quería solamente como un amigo.

Hacerle entrar en el equipo de vóleibol fue una excusa para pasar más tiempo a su lado, grata fue su sorpresa al darse cuenta del talento innato del pudín como servidor. Y hacerle prácticamente “huir” consigo y nadie más por medio de una beca a la isla moderna para obtener aparentemente una mejor educación, no había sido nada más que una excusa para asegurar tenerlo pegado a sí por más tiempo.

Para pagar sus vicios, como el sexo,  adquirió trabajo como barista con una falsa cédula de identidad la cual le sumaba un par de años, y la verdad, realmente no era difícil de creer considerando su físico.

La vida en aquel lugar, con cada una de sus obsesiones a la vuelta de la esquina, era más que placentera.


.



avatar
Kuroo Tetsurou


Mensajes : 5

Volver arriba Ir abajo

Re: · Kuroo Tetsurou [ID] ·

Mensaje por Invitado el Mar Jul 08, 2014 8:17 pm


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.